Una oficina virtual permite ubicar su negocio en una dirección privilegiada, ofreciendo una buena imagen de empresa y con una amplia variedad de servicios de apoyo. El objetivo que persigue es minimizar los costes de estructura de una sede física. De este modo, una persona puede llevar su empresa desde otro país. Nuestro Coworking se encargará de recepcionar y custodiar toda la correspondencia de la empresa. Además, ponemos a tu disposición a disposición del negocio salas de reuniones en caso de que hubiera una necesidad puntual.

Una oficina virtual es la opción ideal para:

  • Autónomos o freelances que trabajan desde casa y necesitan una dirección de empresa. De esta manera evitan dar la dirección de su domicilio particular y ofrecen una imagen cuidada y profesional.
  • Empresas de nueva creación que necesitan un domicilio social, fiscal y profesional.
  • Multinacionales y grandes corporaciones o empresas en expansión internacional que quieren tener delegaciones en distintas localidades.
  • Negocios online que necesitan tener un domicilio social.

Por tanto, es muy útil tanto a multinacionales, como a pymes, emprendedores o autónomos. Gracias a la domiciliación de sociedades se pueden reducir los gastos iniciales de una oficina física.

AHORRO ECONÓMICO CON UNA OFICINA VIRTUAL

Una oficina virtual ofrece los servicios de una oficina física tradicional pero sin necesidad de ocupar un despacho y lo que es mejor, a un coste mínimo. Todo está disponible en una oficina virtual desde el primer momento. No hay que contratar servicios de suministro, ni conexión a Internet, ni personal de recepción o limpieza. Todo está incluido en el coste mensual.

En Hola Espacio Coworking te ofrecemos varias opciones, en función de las necesidades de su empresa:

  • Un despacho virtual
  • Un domicilio fiscal y social para su empresa
  • Recepción y distribución del correo
  • Uso esporádico de salas de reuniones

VENTAJAS DE UNA OFICINA VIRTUAL

Disponer de una oficina virtual es especialmente útil para aquellos negocios que no siguen un horario estricto o en el que se pasa fuera de la oficina la mayor parte de la jornada laboral. De esta manera, la recepción del centro de negocios se encarga de recibir envíos y paquetes, y atender posibles clientes.

Las grandes ventajas de una oficina virtual son las siguientes:

  • Menor coste de instalación:

    Ya no es necesario contar con una oficina espaciosa en alquiler. Ahorrará no solo en los costes del alquiler mensual, sino también en los trámites de apertura, costes de montaje y mantenimiento.

  • Operatividad inmediata:

    No es necesaria una inversión. Puede comenzar a operar desde el primer momento sin preocuparse por cuestiones logísticas o administrativas.

  • Ubicación privilegiada:

    La oficina virtual le proporciona una dirección de correspondencia en un lugar de prestigio al menor coste posible.

  • Flexibilidad horaria:

    Tú decides tu propio horaio sin necesidad de estar anclado a una oficina. De esta forma aumenta la productividad y se administra el tiempo de manera provechosa a tareas importantes.